cuáles son las etapas de la vida fértil de una mujer

Para ser madre es importante conocer tu cuerpo y cómo funciona. ¿Ya conoces cuáles son las etapas de la vida fértil de una mujer? Este periodo abarca unos 30 años en total, pero no todos los momentos son iguales para concebir. Por eso, a la hora de planear un embarazo, es fundamental conocer en qué etapa de tu vida te encuentras y cuáles son tus  prioridades.

14 a 21 años: el inicio

El ciclo de vida fértil de una mujer comienza alrededor de los 14 años. La primera menstruación a veces puede adelantarse, por lo que a esta edad gran parte de las mujeres ya han tenido su primera menstruación. Tras comenzar a ovular, el cuerpo de las jóvenes experimenta a un proceso de maduración que lleva unos siete años. Es un momento de muchos cambios a nivel corporal, pero también a nivel mental. En esta etapa es fundamental el acompañamiento de los padres y un primer contacto con tu ginecólogo.

21 a 30 años: la etapa más fértil

A partir de los 21 años el cuerpo se encuentra en su mejor forma para gestar una nueva vida. Se trata de la etapa más fértil para la reproducción y, en el caso de mujeres que estén en pareja, deberán extremar las precauciones si aún no desean comenzar una familia. Este estadio coincide con el momento en el que una mujer está estudiando o desarrollando su carrera laboral. Es el momento de definir prioridades.

30 a 37 años: un lento declive

El estado reproductivo femenino alcanza su punto álgido entre los 30 y los 31 años.  Si bien a lo largo de los siete años siguientes la mujer seguirá contando con sus capacidades de reproducción, a partir de los treinta las reservas ováricas comienzan a decaer lentamente.

37 a 44 años: la ovulación cae en picado

Una vez se llega a los 37 años la fertilidad decrece a mayor velocidad. Hay que tener en cuenta, además, que un embarazo después de los cuarenta comporta cierto riesgo, sobre todo si es el primero.

Después de los 44 años: difícil, pero no imposible

A partir de esta edad las posibilidades de ser madre son muy bajas. Aunque no es imposible, claro. En la actualidad existen tratamientos de fertilidad que pueden ayudar en la concepción.  Conviene saber que hay más probabilidades de que el futuro bebé pueda tener anomalías.

Recuerda que, ante cualquier duda sobre las etapas de la vida fértil de una mujer, lo más seguro es consultar con tu ginecólogo de confianza. Un profesional sabrá asesorarte de la mejor manera en esta maravillosa aventura de traer una nueva vida al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *