Embarazo y Navidad

Cenas de trabajo, en familia… las Navidades son una época muy especial en la que debemos vigilar de cerca nuestra alimentación, especialmente si este año estás embarazada. ¿Quieres saber qué precauciones extra debes tomar para unas fiestas sin sobresaltos? Toma nota de las siguientes recomendaciones.

Cuidado con los atracones y los caprichos

Dos de los problemas habituales en Navidad son los empachos y el picoteo sin freno, algo que puede hacer que aumentemos varios quilos en menos de un mes. Si estás embarazada, mayor razón para moderarte.

Una buena opción es ingerir menos cantidad de alimentos repartidos en cinco comidas y evitar tumbarse de inmediato después de comer. Piensa: cuanto más subas de peso, más difícil será volver a tu peso ideal después.

Tampoco es conveniente abusar de los dulces y los pasteles, siendo preferible que optes siempre por la fruta. Del mismo modo, evita las salsas, los fritos, las comidas picantes y los patés. A la hora de beber, no olvides las consecuencias que su ingesta puede tener para el feto. En grandes cantidades podría provocar el llamado Síndrome Alcohólico Fetal.

Tus mejores opciones serán el agua y los zumos naturales; si bebes refrescos con gas, café o té hazlo de forma esporádica. Es más, te animamos a que los sustituyas por infusiones que ayuden a una mejor digestión como la manzanilla o la hierbabuena.

Embarazo y Navidad: los alimentos prohibidos

Durante tu visita al ginecólogo debes informarte de los alimentos prohibidos durante el embarazo y evitar caer en tentaciones durante las fiestas navideñas. Es difícil, lo sabemos, pero es importante que no bajes la guardia para tener un embarazo sin problemas. Lo que debes evitar, principalmente, es:

  • Pescado y carne sin cocinar. Olvídate del sushi o del carpaccio, pues podrá transmitir bacterias peligrosas para el feto.
  • Quesos sin pasteurizar. Podrían provocar una infección por listeria, que provoca también daños en el feto.
  • El jamón serrano y otros embutidos elaborados con carne cruda.

Con estas precauciones estarás curándote en salud y evitando riesgos innecesarios. Además, la lista de alimentos exquisitos que sí puedes consumir en Navidad sigue siendo inmensa, así que no te agobies y disfruta de estas fiestas tan especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *