¿Es posible quedarse embarazada con VIH?

Hasta hace poco pensar en formar una familia parecía algo vedado a las personas portadoras del Virus de Inmunodeficiencia Humana. Entonces, ¿es posible quedarse embarazada con VIH? Lo cierto es que los avances en la ciencia han logrado que muchas personas que sufren esta enfermedad tengan vidas plenas sin tener que renunciar a traer una nueva persona al mundo. Tanto una mujer como un hombre seropositivo pueden tener descendencia. A continuación descubre las características del proceso y sus riesgos.

Quedar embarazada siendo seropositiva

Si una mujer portadora del VIH desea quedar embarazada, puede hacerlo extremando las precauciones. Lo primero a considerar es que la paciente tenga estabilizada la enfermedad, lo que evitará cambios en la medicación. Aún así, tomar medicamentos antiretrovirales durante el embarazo no evita completamente el contagio. El virus puede transmitirse a través de la sangre de la madre al hijo. También puede atravesar la placenta.

Hay estudios que aseguran que, si una mujer portadora se medica adecuadamente durante el embarazo y su carga viral es baja al momento del parto, el riesgo de trasmisión al bebé desciende considerablemente. La carga viral al dar a luz es crítica. Si ésta es alta (más de 1000 copias por ml) una cesárea es altamente recomendada para evitar una posible transmisión.

Una vez se produce el nacimiento se procede a realizar un análisis a la sangre del bebé. Los primeros resultados no son concluyentes. El bebé puede dar positivo, aunque no esté contagiado. Por el contrario, aunque no sea portador en ese momento, la enfermedad podría manifestarse durante sus primeros años de vida. Por protocolo, los recién nacidos deben comenzar a tomar AZT dentro de las 24 horas de vida y hasta las seis semanas, lo que reducirá el riesgo de que desarrolle esta afección.

Una vez se da a luz no se debe amamantar al bebé, pues ésta es una de las formas en las que se puede transmitir el virus de la madre al hijo.  Para no correr riesgos lo ideal es alimentarlo con fórmulas para lactantes.

¿Se puede ser padre teniendo VIH?

Convertirse en padre también es posible si se es portador del VIH. Se utiliza para ello una técnica que implica el lavado del semen para eliminar el virus.  Luego se procede a un conteo de la carga viral de la muestra resultante y, en el caso de que no exista rastro del virus, se puede utilizar para la fecundación. Con este sistema solo se puede realizar la fecundación in-vitro, debido a que el lavado del semen también conlleva una pérdida de espermatozoides. Esto hace que el líquido seminal no sea útil para otros tipos de reproducción asistida.

Ya seas hombre o mujer, tener descendencia con VIH no es un proceso simple y hay que prepararse tanto física como mentalmente para llevarlo a cabo. En el caso de las mujeres, durante todo el proceso de embarazo y del parto existe cerca de un 20% de probabilidades de contagio. A la hora de buscar consejo y asistencia, siempre se debe acudir a un profesional. Tu ginecólogo te ayudará a tomar las mejores decisiones para protegerte a ti y a tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *