quiste mamario

Descubrir que tienes un quiste mamario es un momento estresante para cualquier mujer.

En ese instante es normal que surjan numerosas dudas y temores. Por eso, contar con la información adecuada es de gran ayuda.

De este modo, cuando acudas al médico, ya sabrás a lo que te enfrentas y estarás más tranquila.

Si esto sucede, debes tener algo claro: el especialista es quien mejor podrá indicarte si un quiste en el pecho debe extirparse o no.

Pero… ¿qué es exactamente un quiste mamario?

Los quistes mamarios son muy frecuentes en mujeres de 35 a 50 años. Detectar uno puede encender todas las alarmas, pero respira: aproximadamente un tercio de mujeres los tiene y son completamente benignos.

Estos bultos, con una forma redondeada y móvil, son nódulos que se forman por acumulación de líquido en las glándulas mamarias.  Pueden aparecer aislados o junto con otros quistes; en una o en ambas mamas.

La hormona que provoca la menstruación puede hacer que estos bultos crezcan y sean dolorosos, sobre todo antes del inicio del periodo. Sin embargo, debes saber que no todos los quistes mamarios son iguales.

Tipos de quiste de mama

Los principales tipos de quiste mamario que existen son:

  1. Quistes simples: contienen un líquido claro y, a no ser que sean dolorosos o que crezcan en exceso, no es necesario extirparlos. Estos pueden vaciarse hasta que dejen de ser palpables y no causen molestias.
  2. Quistes complicados: al igual que los simples, estos quistes son benignos y, en la mayoría de casos, tampoco es necesario eliminarlos. A veces pueden confundirse con nódulos sólidos, por lo que si existen dudas el médico pedirá realizar más pruebas.

Tanto los quistes simples como los complicados pueden desaparecer solos o reaparecer después de vaciarse. Además, hay otros bultos mamarios que debes conocer:

  1. Nódulos complejos sólidos y quísticos: estos nódulos no son propiamente quistes y, en ocasiones, pueden ser un signo de cáncer. Por eso debe realizarse siempre una biopsia para analizarlos. En función del resultado el médico determinará si deben extirparse por medio de cirugía o bien con una técnica ambulatoria.
  2. Quistes grasos u oleosos: se dan más frecuentemente en mujeres y suelen aparecer a raíz de un golpe o de una intervención quirúrgica. Estos quistes tampoco suelen extirparse, a no ser que haya molestias o una deformación de la mama.

Entonces, ¿qué debo hacer con mi quiste de mama?

Lo primero es saber qué tipo de quiste mamario tienes exactamente. Una vez sepas lo que ocurre,  el equipo médico que te trata te orientará y te explicará cuál es la mejor opción en tu caso.

Por lo general no hará falta ninguna intervención, a no ser que el quiste provoque algún tipo de problema o suponga un riesgo para tu salud.  En tal caso se valorará si debe extirparse con una biopsia y otros análisis complementarios.

Nuestra recomendación es que sigas las indicaciones de los expertos y no dudes en preguntar todo lo que necesites saber a tu ginecólogo de confianza. Tanto si se extirpa el quiste mamario como si no, recuerda que debes estar siempre pendiente de su evolución y comunicarle al doctor cualquier molestia o preocupación que tengas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *