hombre y mujer con una prueba de embarazo

Cuando hay un retraso de la menstruación es esencial realizarse una prueba para confirmar el embarazo. La opción más común son los test que podemos encontrar en la farmacia. Pero, ¿sabes cómo funcionan exactamente los test de embarazo? Hoy te lo explicamos.

Tipos de test de embarazo

Hay dos formas de confirmar un embarazo:

  • La primera y la más común es con un test de embarazo que se puede comprar en la farmacia y realizarse cómodamente en casa. Este test identifica la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (HCG).
  • La otra forma es ir al ginecólogo, que nos pedirá un análisis de sangre y nos realizará una ecografía para confirmar con exactitud el embarazo.

Cómo funciona una prueba de embarazo

Aunque la apariencia de los distintos test de embarazo en el mercado puede ser distinta, todos funcionan bajo el mismo principio. Su objetivo es detectar la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (HCG) en la orina.

En general, esta hormona solo se encuentra si la mujer está embarazada, porque se produce cuando uno de los óvulos ha sido fertilizado.

Cualquier test de embarazo, tenga la forma que tenga, presenta una tira absorbente reactiva en uno de sus extremos que debe impregnarse con orina. La tira absorbente detectará la presencia de la HGC o, más comúnmente, la llamada hormona del embarazo y reaccionará cambiando de color.

¿En qué momento del día es mejor hacer el test de embarazo?

Un test de orina solo será positivo si contiene suficiente cantidad de hormonas HCG. Es importante saber que esta hormona comienza a producirse unos seis días después de la fertilización del óvulo, aunque en la mayoría de las mujeres no se detecta hasta quince días después. Por eso, lo ideal es hacerlo entre tres y cinco días después del primer retraso.

La mayoría de test recomiendan hacer la prueba con la primera orina de la mañana. De este modo, la hormona está más concentrada en la orina y es mucho más fácil de detectar.

¿Son fiables los test?

Un test de farmacia tiene una fiabilidad del 99 por ciento si el resultado es positivo, aunque se puede reducir al 75 cuando el resultado es negativo. Por este motivo, es recomendable visitar a el ginecólogo si hay un retraso en la menstruación, y así confirmar con exactitud la existencia de embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *