copa menstrual

Cada vez más mujeres están optando por este método de higiene íntima, que se presenta como una opción cómoda, reutilizable, económica y ecológica. ¿Qué es la copa menstrual y cómo usarla? Te lo contamos en este artículo.

Principales ventajas de la copa menstrual

La copa menstrual, también conocida como copa vaginal, es un recipiente de silicona médica que se introduce en la vagina como si fuera un tampón. Se adapta a las paredes vaginales y recoge todo el flujo, lo que permite tener libertad de movimientos sin desprender ningún olor.

Además, puede llevarse puesta de 4 a 12 horas de forma segura; también durante la noche. La copa menstrual no reseca ni irrita las paredes vaginales, ya que solo recoge el flujo menstrual. En cambio, los tampones absorben también las secreciones vaginales naturales y necesarias para una buena salud vaginal.

La capacidad que tienen de media las copas menstruales es de 3 a 5 veces más que un tampón regular, por lo que este sistema se recomienda a las mujeres que tengan reglas abundantes.

Cómo se usa la copa menstrual

Es cierto que, a algunas mujeres, les resulta incómodo al principio, pero es un proceso que se perfecciona con la práctica, al igual que el uso del tampón. Algunos consejos de uso básicos son:

Esterilizar antes de usar

Antes de usar la copa por primera vez, debe esterilizarse en agua hirviendo durante 5 minutos aproximadamente. Es importante usar suficiente agua para que la copa esté completamente cubierta.

Lavar bien las manos

Antes de colocarla en la vagina es importante desinfectar nuestras manos y la copa menstrual. Lavar con agua y jabón suave será suficiente.

La postura adecuada

Encontrar la postura adecuada será un proceso de ensayo-error, hasta dar con la ideal. Las posturas más comunes son: agachada, de pie con un pie apoyado en el inodoro o sentada en el inodoro.

El pliegue de la copa

Para facilitar la inserción debe plegarse la copa con los dedos de forma que quede parecida a un tubo. Una vez dentro, la silicona volverá rápidamente a su lugar adaptándose al interior de la vagina.

Este método de higiene íntima todavía no está muy extendido, aunque tiene ventajas sobre otros productos. Si tienes alguna duda de qué opción es mejor para ti, puedes consultar con tu ginecólogo de confianza en el Centro Médico Dr. Herraiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *